sábado, 26 de mayo de 2018

Caídas ficticias

Me refiero a caídas pero de esas en las que solo sientes que caes sin que sea real... Sueños? Algo así.
Cuando pasa, cuando tenemos la sensación de caída buscamos aferrarnos a algo. Actualmente siento que caigo y tengo la certeza de que no tengo nada de que sostenerme y me dejó caer tranquilamente, con esa sensación fea pero sin preocuparme.
Sé que en un mes más o menos mi vida será diferente. Haré todo lo que esté en mis manos, lucharé porque sea mejor. Probablemente me he equivocado mucho y he repetido errores que no quería repetir pero ya está, solo queda seguir intentando volver al camino que siempre he querido seguir. Al menos me da gusto ver cómo ya no me dejó morir aunque frecuentemente me siento a punto del llanto y demasiado sola.  Supongo que he asumido que todo pasara, que siempre mejora.
Pero aún así, todavía siento el peso de la soledad y de las decisiones mal tomadas. Quiero ser diferente y lo seré. Y hasta en cierto grado me alegro de estar sola. Volveré a incluirme al mundo y tal vez me topé con gente con quién pueda mostrarme como lo que quiero ser.
La soledad tiene sabor. Tal vez hasta la extrañe cuando se vaya.

martes, 24 de abril de 2018

Cuando mi madre se embarazó de mi, la corrieron de su casa. Se fue a vivir con su tía que fue más madre para ella que mi verdadera abuela. Una de sus primas, hija de esta tía abuela que es la persona más amorosa y buena sobre la tierra, tuvo a una niña a los pocos meses de nacer yo. Creo que hasta biberones compartíamos. La niña tuvo la mala suerte de heredaras enfermedades renales de mi familia y murió hoy.
A ella la dejaron vivir cuántas cosas quiso, porque siempre supieron que no la tendrían tanto tiempo, pero no es como que en 24 años puedas vivir mucho de lo que se deba vivir. Y ya no está.
Creo que mi madre se ha quedado con un agujerito mas en el corazón. Mi tía siente que se muere. Y bueno, ella ya no está. Sé que deseaba morir, ella ya estaba cansada. Pero se me hace un poco difícil de imaginar que en serio ha muerto. Que a mi tía, de las pocas personas con bondad en la familia le llueve sobre mojado, no hace mucho uno de sus hijos perdió a su esposa dejándola al cuidado de sus cinco hijos. Están endeudados hasta el copete por la enfermedad de mi prima... Y ahora será lidiar con más dolor por lo mismo. Por ausencia.
Es feo recordar que la vida puede ser así de oscura.
Es peor ver sufrir a la gente que quieres sabiendo que nada que puedas decir o hacer arreglará nada.
La ausencia tiene peso. Y es para siempre.

La idea era escribirles mientras no se nos olvida que es ser joven y estupido.
Por mi parte, tengo que decirles que no deben tener miedo de podrirse en soledad. Que solos podrán con cualquier cosa, que de lo que si deben tener miedo es a vivir esperando: cariño, atención... Vivir esperando una mala noticia. Que cuando sientes en el pecho que algo va mal es porque has notado que algo está mal.
Que recuerden que todo termina. Que no hay cosa mala que no tenga final.
Que hablen, que griten, que nunca nadie ni nada haga que se guarden lo que necesita sacar. Que las palabras que no se dicen queman.
Que exijan respeto. Que respeten a todos.
Que rían mucho, que siempre busquen algo por lo cual reír. Que siempre que conozcan a alguien su principal objetivo sea buscar algo bueno en esa persona.
Que se levanten todas las mañanas pensando en al menos una sola cosa pequeñita que les haría felices hacer.
Que disfruten, que huelan, coman, vean cosas bonitas. Que se llenen todo de color porque a veces todo se pondrá gris y necesitaran recordar que el mundo puede ser bonito.
Que al final del día, simplemente se relajen. Si algo está mal, lo arreglaran.
Que lean. Devoren todo lo que caiga en sus manos. Aprendan todo lo que se pueda, el conocimiento nunca sobra.
Bailén, canten, hagan música.
Abrazen, besen. Toquen despacio. Sientan latidos. Acaricien cabellos, aspiren a quien abrazan... pero sientan todo lo que se pueda a cualquier persona que quieran. Digan "te amo", "te quiero" todas las veces que se pueda.
Escriban. Abran ventanitas para que la gente pueda conocerlos, por que a veces otra gente vera cosas que ellos no y siempre es bueno verte desde otro ángulo.
Vivan con el único objetivo de ser felices.

viernes, 16 de febrero de 2018

Como si algo faltara en mis manos, como si necesitara sujetar algo que no sé que es, algo que se va de mi. Hormigueos en el cuello y ganas de... hablar. De reclamar, de gritar, de golpear, de aplastarme las manos con algo para dejar de sentirlas. 
Al final, sigo con las manos vacías y con las palabras atascadas en una parte de mi cerebro de la cual no podrán salir. 

lunes, 5 de febrero de 2018

Soñe que era transparente. Yo te veía y tú no a mí. Bueno todos me veían menos tú. Estabamos en una escuela, tu nombre estaba  apuntado en una pizarra, tambien  el mio y el de otras personas que se me hizo raro recordar. Te tocaba e intentaba que me notarás pero no lo hacías. Te escuchaba hablar de tu madre y entonces salí de ahí llorando. Tal vez siempre fue así, no? Yo de verdad era transparente y eso era lo que te enojaba tanto de mi. Odiabas ver lo que yo sentía. Lo odiabas e intentabas ignorarlo hasta que con el tiempo ya  te habías acostumbrado a no verme y ya no podías notar nada. O eso parecía. No notaste que me alejaba, pese a que yo te dije que pasaría.  También él lo odio ayer, supongo por eso soñé contigo. Antes quise dejar de serlo, tapar mi cara y que ya no pudieras notar nada que te molestara, aunque nunca lo logré. Ahora ya ni siquiera haré el intento. Lastima menos así y es tan extraño para mi, vivir sin ocultar mi cara.

lunes, 29 de enero de 2018

Demasiado bonito. Demasiado feliz.
Lo cambiaste todo. Contigo vivo lo que siempre desee vivir, contigo todo vale la pena. Hasta si se terminara mañana, si dejaras de querer estar conmigo yo estaría mas que conforme con todo lo que he vivido a tu lado. 
Todo ha sido tan especial y tan fácil. Arreglaste tantas cosas en mi y me has dado la fuerza que me faltaba y seguridad. Me siento segura cuando te abrazo, siento que todo esta bien cuando estas tú y que todo se acomoda porque tú harás que todo sea bueno. 
Decirte "gracias" no se me hace suficiente, no tengo como explicarte ni pagarte todo esto. Es demasiado bueno para mi, mucho más de lo que esperaba vivir, mucho mejor que lo que había esperado. 

viernes, 5 de enero de 2018

No pensé que las cosas se acomodaran así de bien. El dolor se fue muy rápido y se siente como algo tan lejano que a veces me sorprendo de las pocas semanas que han pasado. Me sorprende como pude iniciar otra historia sin miedo y sin todas esas cosas que llevaba cargando. 
Aunque hay cosas que me preocupan un poco, en verdad estoy tranquila. Y enamorada de la forma correcta. Completa. Es cierto que no nos volvemos a enamorar como la primera vez, esto definitivamente es mejor y es tan bonito empezar a vivir tranquila y feliz de la mano de una persona tan genial, que hasta siento que no lo merezco.