jueves, 23 de febrero de 2012

Y descubrí que tengo hormonas...



Es lo unico que explica la nueva situación: me gusta alguien. Y mucho. Y eso es raro en mi, me ha pasado pocas veces en mis largos 18 años.
No lo conozco, me ha hablado dos veces en mi vida, pero se me hace tan atractivo y equilibrado.
Lo malo de mi asunto es que soy demasiado obvia. A fin, que hare lo mismo que he hecho siempre: asegurarme de que no se entere de mi existencia... cuando alguien me gusta ni siquiera le hablo. Prefiero que sea así para poder concentrarme en cosas realmente importantes (la universidad, y ya se, soy super aburrida), y tambien porque soy un poquito cobarde.
En cuanto a mi vida en general sigo igual, aun tengo laringitis, me acabo de lastimar otro dedo, la cita a ortopedia cada vez mas cercana... y se me olvidaba, me estoy volviendo anoréxica, no se que carajo le esta pasando a mi estomago, pero en cuanto veo comida me dan ganas de vomitar. Aunque tengo que bajar de peso no quiero que sea así. Si hay una rutina hermosa en esta vida es la de comer y dormir.
Y hablando de dormir, tampoco he podido dormir bien.
¿Seran nervios por la universidad? ¿sera el amor?
No, es la bendita tos de perro enfisematico que me cargo desde hace dos semanas.
Besitos llenos de bacterias a quien haya llegado hasta aquí!

1 comentario:

  1. Yo aunque parezca lo contrario, soy muy poco enamoradiza, soy de grandes pasiones, pero pocas... ¡disfrútalo!, el tiempo y el corazón te dará razón

    ResponderEliminar