viernes, 13 de septiembre de 2013

Días felices

Tenía 12 años. Un primo de mi madre se había suicidado. Había sido un día muy triste, eran épocas muy tristes, no teníamos dinero, mi hermana era la adolescente mas desquiciada del mundo mundial y las tres estábamos solas... la familia de mi mamá siempre ha sido difícil y en esa temporada mi mamá estaba saliendo con alguien que la familia no aprobaba. Lo mismo mi hermana, ya andaba con el hombre que ahora es su esposo y mi familia nos veía mal. Hasta a mi me veían mal, por defender a gritos a mi madre y a mi hermana cuando ellos las atacaban, cosa que era exageradamente frecuente. En fin, me disperso... ese día tan lluvioso, tan frío, tan penoso, mi mamá regreso destrozada del entierro. Cuando la vi entrar se me partió el corazón. Estábamos solas, estábamos tristes... Ese día dormimos las tres en la misma cama, más bien no dormimos, lloramos toda la noche. Mi mamá nos dijo cuanto nos quería, cosa muy rara porque en mi familia eso no se acostumbraba y extrañamente recuerdo ese día como uno de lo momentos más felices de mi vida, porque por una noche me sentí querida, me sentí segura, sentí que podíamos contra todo juntas, que teniendo a mi mamá  y a mi hermana, soportaría cualquier cosa.
Ese día me di cuenta de cuanto amor sentía por mi pequeña familia. Ese día fui feliz en medio de la mas horrenda de las tristezas. 

Interpretando...

"...Podrás tener discontinuidad en algunos puntos, asintotas positivas o negativas, soluciones infinitas, pero para mi, tu eres la ecuación perfecta ♥ ..."

Creo que quiso decir que me quiere mucho. Yo lo quiero... 

domingo, 8 de septiembre de 2013

Frente al mar. Alfonsina Storni

Oh mar, enorme mar, corazón fiero
De ritmo desigual, corazón malo,
Yo soy más blanda que ese pobre palo
Que se pudre en tus ondas prisionero.

Oh mar, dame tu cólera tremenda,
Yo me pasé la vida perdonando,
Porque entendía, mar, yo me fui dando:
"Piedad, piedad para el que más ofenda".

Vulgaridad, vulgaridad me acosa.
Ah, me han comprado la ciudad y el hombre.
Hazme tener tu cólera sin nombre:
Ya me fatiga esta misión de rosa.

¿Ves al vulgar? Ese vulgar me apena,
Me falta el aire y donde falta quedo,
Quisiera no entender, pero no puedo:
Es la vulgaridad que me envenena.

Me empobrecí porque entender abruma,
Me empobrecí porque entender sofoca,
¡Bendecida la fuerza de la roca!
Yo tengo el corazón como la espuma.

Mar, yo soñaba ser como tú eres,
Allá en las tardes que la vida mía
Bajo las horas cálidas se abría...
Ah, yo soñaba ser como tú eres.

Mírame aquí, pequeña, miserable,
Todo dolor me vence, todo sueño;
Mar, dame, dame el inefable empeño
De tornarme soberbia, inalcanzable.

Dame tu sal, tu yodo, tu fiereza,
¡Aire de mar!... ¡Oh tempestad, oh enojo!
Desdichada de mí, soy un abrojo,
Y muero, mar, sucumbo en mi pobreza.

Y el alma mía es como el mar, es eso,
Ah, la ciudad la pudre y equivoca
Pequeña vida que dolor provoca,
¡Que pueda libertarme de su peso!

Vuele mi empeño, mi esperanza vuele...
La vida mía debió ser horrible,
Debió ser una arteria incontenible
Y apenas es cicatriz que siempre duele.

domingo, 1 de septiembre de 2013

Hay días en que no me explico como puede haber gente tan cruel en el mundo. Hay días en que me pregunto por que esta gente no es capaz de sentir un poquito de amor, de compasión. Y lo peor, hay días en que me asusto de la rabia que puedo llegar a sentir hacia estas personas.
Mi mamá trabaja en un pueblo pequeño, tenia un paciente de tercera edad que siempre andaba andrajoso y que por cierto estaba desnutrido. Como tengo la mala costumbre de fijarme únicamente en las notas del expediente y no en los nombres de las personas, nunca me di cuenta de que conocía a la familia de ese señor (yo daba por sentado que el señor no tenía familia y por eso estaba en esas condiciones). Sabía que mi mamá, mis abuelos le regalaban cosas, comida, colchas, uno que otro suéter en temporada de invierno porque hace un frió de morirse en esa comunidad. 
La comunidad es de bajos recursos y la mayoría de los que viven ahí no terminaron la primaria, y entiendo que ellos no entiendan aun la importancia de vacunarse o de clorar el agua, bueno ya ni eso es defendible por que se les capacita, se les enseña como deben hacerlo... lo que no me explico es como no entienden que si pones a una persona de mas de ochenta años a dormir sin un techo, sin una cobija CUANDO ESTA LLOVIENDO esta persona se puede enfermar o morir. Y el señor murió de frió. Su vecina nos dijo que lo mataron de tristeza, que lo maltrataban terriblemente, que era raro pasar sin escuchar gritos o golpes. Todos lo maltrataban, su esposa, sus hijas, los esposos de sus hijas, los nietos. ¿como alguien puede hacerle eso a su padre? dicen que uno cosecha lo que siembra, pero cualquier persona con un poquito de conciencia no es capaz de ser así, por más que tus padres te hayan hecho daño, uno se aleja y sigue con su vida, no toma una venganza tan larga y cruel. Y como es un pueblo pequeño, la mayoría de la gente dice que el señor nunca hizo nada, que su familia se ensaño con el porque el no pudo sacarlos de la miseria en que vivían.
También nos enteramos de que nada de lo que se le regalaba se quedaba con el, mis tías vieron al yerno con la ropa para frió que mi abuelo le había regalado al pobre señor. 

No se si hubiese sido mejor no enterarme de nada de lo que paso, no me siento capaz de soportar, de no odiar, de no sentir asco por esta gente.