domingo, 1 de septiembre de 2013

Hay días en que no me explico como puede haber gente tan cruel en el mundo. Hay días en que me pregunto por que esta gente no es capaz de sentir un poquito de amor, de compasión. Y lo peor, hay días en que me asusto de la rabia que puedo llegar a sentir hacia estas personas.
Mi mamá trabaja en un pueblo pequeño, tenia un paciente de tercera edad que siempre andaba andrajoso y que por cierto estaba desnutrido. Como tengo la mala costumbre de fijarme únicamente en las notas del expediente y no en los nombres de las personas, nunca me di cuenta de que conocía a la familia de ese señor (yo daba por sentado que el señor no tenía familia y por eso estaba en esas condiciones). Sabía que mi mamá, mis abuelos le regalaban cosas, comida, colchas, uno que otro suéter en temporada de invierno porque hace un frió de morirse en esa comunidad. 
La comunidad es de bajos recursos y la mayoría de los que viven ahí no terminaron la primaria, y entiendo que ellos no entiendan aun la importancia de vacunarse o de clorar el agua, bueno ya ni eso es defendible por que se les capacita, se les enseña como deben hacerlo... lo que no me explico es como no entienden que si pones a una persona de mas de ochenta años a dormir sin un techo, sin una cobija CUANDO ESTA LLOVIENDO esta persona se puede enfermar o morir. Y el señor murió de frió. Su vecina nos dijo que lo mataron de tristeza, que lo maltrataban terriblemente, que era raro pasar sin escuchar gritos o golpes. Todos lo maltrataban, su esposa, sus hijas, los esposos de sus hijas, los nietos. ¿como alguien puede hacerle eso a su padre? dicen que uno cosecha lo que siembra, pero cualquier persona con un poquito de conciencia no es capaz de ser así, por más que tus padres te hayan hecho daño, uno se aleja y sigue con su vida, no toma una venganza tan larga y cruel. Y como es un pueblo pequeño, la mayoría de la gente dice que el señor nunca hizo nada, que su familia se ensaño con el porque el no pudo sacarlos de la miseria en que vivían.
También nos enteramos de que nada de lo que se le regalaba se quedaba con el, mis tías vieron al yerno con la ropa para frió que mi abuelo le había regalado al pobre señor. 

No se si hubiese sido mejor no enterarme de nada de lo que paso, no me siento capaz de soportar, de no odiar, de no sentir asco por esta gente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario