martes, 22 de abril de 2014

Hay días en que me siento terriblemente sola.
Hay días en que me imagino mi amor como criaturita pequeña y estúpida que se estrella una y otra vez contra una puerta que al parecer nunca va a darle entrada.