jueves, 21 de agosto de 2014

Quiero hablar contigo, pero a ti no te gusta hablar de problemas. Yo solo quiero hablar. Y arreglar las cosas que no se que estan mal. Hablar y contarte cosas buenas. Hablar y que estemos bien los dos, hablar y que te de gusto escucharme.

jueves, 14 de agosto de 2014

21

Al parecer ya soy mayor de edad en todo el mundo. O en su mayor parte, por lo menos.
Supongo este será un cumpleaños bastante raro. O tal vez muy a mi estilo. No sé como explicarlo, si ponerme a vomitar toda mi miseria o tranquilizarme y decirme a mi misma que felicidades, que lo has logrado, un año más plantada en esta tierra.
No habrá festejos. Eso es acostumbrado. La única persona con la quisiera estar no va a estar conmigo. Y siendo sincera no quiero a nadie más cerca.
Yo se que mañana estaré triste, hoy lo estoy. Él no esta y los que si están son los problemas. El peso de decisiones que debo tomar y que ya no se si son las correctas. Me siento como si se me hubiera abierto una agujero en el pecho. Hasta duele.  Y esta vez no son depresiones imaginadas, sino la rabia que tengo adentro, mis deseos de hacer justicia, mis ganas de herir a alguien. Y este es uno de los sentimientos mas horrendos que he tenido y necesito que se acabe ya.

martes, 12 de agosto de 2014

Tengo unas ganas inmensas de llorar, para ya no le veo sentido a esto. Quiero estar bien. Quiero reírme de nuevo, quiero tener ganas de ver a mis amigos, quiero pasar un día sintiéndome completamente bien. Soy consciente de que algo esta mal, estoy segura de que el problema es psicológico, llevo meses deprimida he intentando culpar de mi desdicha a mi familia y a los problemas, a mi novio y a sus tonterías. Yo sé que todas las cosas que han pasado me han afectado, que me han destruido el autoestima y la salud emocional, pero antes yo podía lidiar con eso. Todo en casa esta mal ahora, mal como hace mucho no estaba, con mi novio, ha vuelto a buscarla y eso me lastimó, pese a que hemos estado bien y ya ni siquiera es que le tenga desconfianza, solo que ya no la quiero cerca. Pero mi vida siempre ha sido así, siempre he vagado de un lado a otro sin un lugar en el que estar tranquila, nunca he tenido nada, nunca he tenido a nadie. Siempre he sido consciente de esto, siempre he lidiado sola con mis depresiones pero actualmente no puedo, juro que lo estoy intentando, me obligo a comer, a hacer las cosas como deben ser, pero cuando llego a casa todo vuelve a ser lo mismo porque no tengo a quien ocultarle nada. Juro que intento ocuparme, estudiar, hablar con la gente, ver televisión, pero todo esto tiene un limite y cuando intento dormir todo empeora, llevo dos meses sin dormir bien, sin poder pasar una noche entera sin despertarme mil veces y llorar. Yo sé que yo soy la que esta mal, la que se siente rota, la que ya no quiere nada. Me siento hundida. Pero quiero estar bien y no encuentro como.



viernes, 1 de agosto de 2014

La vida va muy rara. Al menos durante estos meses me he recordado a mi misma el rumbo que debe tomar vida, lo que de verdad es importante. Estos meses han sido realmente tormentosos, me he sumergido en ese mar de miedos y dudas que no ha hecho mas que lastimarme más. El lado bueno es que me ha puesto los pies sobre la tierra. Realmente no estoy convencida de muchas de mis conclusiones. He tenido noches en las que de verdad en querido caer inconsciente por miedo a seguir pensando, es toda una tortura saber que es de noche y que debo acostarme, porque se que esa es la peor parte de mi día. Mis pensamientos van desde la incertidumbre economica que me tiene vuelta loca, el miedo de no poder concluir mis estudios, las discuciones con mi madre, la salud de mi madre, mi propia salud (sobre todo la mental, que va peor), los sufrimientos de mi hermana, la vida que lleva mi pequeño sobrino... y él y sus sentimientos por mi, él y el día en que ya no este cerca. He imaginado lo peor de todo, he tenido un miedo enorme de vivir.
Y así, despues de tanta tortura, siempre procuraba terminar el tormento intentando imaginar cosas más bonitas, intentando pensar en las cosas en las cuales soñaba antes de tener tanto miedo.