lunes, 16 de noviembre de 2015

Ya solo escribo cuando me esta cargando el payaso.
Aunque ultimamente todo el tiempo me va mal, hoy me siento peor que en muchos días.
Ya no aguanto. Estoy cansada...
Es mi culpa. Yo lo permití todo. Probablemente eche a peredr mi futuro. Yo lo eche a perder por ponerme a llorar y a dormir durante meses. Yo tuve la culpa de todo y ahora no se que hacer con ello. Más bien ya no puedo hacer nada. El tiempo ya esta perdido. Yo me abandone. Yo mate mi cerebro.

jueves, 21 de mayo de 2015

Fallé. Que le hacemos.
Las cosas salieron tan mal como podian salir y me rendí desde el principio. No tiene nada de malo recomenzar.
La vida va a ser muy diferente cuando regrese.
De momento no se que siento. Tal vez solo me falta animo. Lo recuperaré. Siempre lo hago.
Solo dejaré todo pasar. Y esta vez lo haré mejor.

martes, 3 de febrero de 2015

Cambios

una mudanza más...
me dolió un poquito porque me sentía muy en "hogar" como pocas veces me he senntido. No tenía ganas de moverme...

que más decir... me duele todo. Ahora si que me siento perdididisíma en el espacio. Desubicada. Nada mas no sé cual es mi lugar... es difícil de explicar pero así me siento en todos los ámbitos de mi vida.
como quisiera que esta noche se alagara. Tener suficiente tiempo para pensar que quiero y que haré.
O más bien, se lo que quiero, pero mis acciones están mal dirigidas. Ya no sé como moverme. No sé como actuar.
Quiero pensar, planear, estar tranquila. Pero simplemente mi cerebro se perdió hoy. Me siento fuera de mi. Perdida.

miércoles, 21 de enero de 2015

Las cosas alegres

las hay, aunque no lo parezca...
debería escribir más ahora que estoy más contenta...
usaré las horas de mis clases de psiquiatría para hacerlo, total, de todos modos me duermo...
no se que decir...
amm, amm..
:)
ya había olvidado como se sentía estar contenta.

martes, 13 de enero de 2015

El día en que te conté de lo mal que me sentía esperaba una respuesta diferente, algo que sonará como: yo siempre estaré ahí, recuperate, siempre tendrás mi apoyo. Y no las acusaciones de culpabilidad.
Tienes razón y he admitido que yo me permití caer en ese estado. Y es cierto que todo depende de mi para salir de ello. Pero yo creía que te tenía a ti, que no estaría sola. Lo único que esperaba era palabras de aliento y que te alegraras por mi y por mi decisión.
Antes yo sabía que si me sentía mal podía recurrir a ti y contarte mis problemas por absurdos que fueran y que tu me escucharías y siempre estarías dispuesto a abrazarme, aunque no me entendieras. Ahora tengo miedo de decirte algo, más que nada porque siento que no tienes ganas de escucharme. A veces cuando vamos por la calle, me entran unas ganas enormes de detenerte y besarte. Pero no lo hago porque cuando lo he intentado siento como te pones incomodo. Ya no te escribo cartas porque ya no veo emoción en tu cara o la única emoción que denotas es incomodidad. Veamos como vienen las cosas.
Quiero sentirme valorada, querida, escuchada. Es todo lo que quiero y si ya no tienes ganas de quererme y escucharme, si ya no ves mi valor, si me crees tonta o simplemente ya no quisieras estar conmigo yo me iría lo mas pronto y lejos de ti posible, porque quiero que estés feliz y no ser una carga en tu camino. Yo me iría y con el tiempo me pondría fuerte de nuevo. Aunque me duele mucho imaginarme esto, sería mas penoso quedarme a tu lado. Sería horrible restarme tanto valor a mi misma como para estar con una persona que no me merece. Valgo, yo lo sé. Yo se amar. Yo quiero querer.

Pero duele, duele saber que no valoras ni mi amor ni mi amistad.