jueves, 8 de diciembre de 2016

Pasos

Vergüenza

Si tú me miras, yo me vuelvo hermosa
como la hierba a que bajó el rocío,
y desconocerán mi faz gloriosa
las altas cañas cuando baje el río.

Tengo vergüenza de mi boca triste,
de mi voz rota y mis rodillas rudas.
Ahora que me miraste y que viniste,
me encontré pobre y me palpé desnuda.

Ninguna piedra en el camino hallaste
más desnuda de luz en la alborada
que esta mujer a la que levantaste,
porque oíste su canto, la mirada.

Yo callaré para que no conozcan,
mi dicha los que pasan por el llano,
en el fulgor que da a mí frente tosca
y en la tremolación que hay en mi mano...

Es noche y baja a la hierba el rocío;
mírame largo y habla con ternura,
¡que mañana al descender al río

la que besaste llevará hermosura!
Gabriela Mistral


Que voy lento, si.
Pero voy dando pasos seguros. Me lo juré a mi misma y a mi ya no me puedo fallar. 
Tengo unas ansías enormes de sentirme bien, sentirme segura y sentirme amada. Y por mi, por mi futuro lo haré. Volveré a mis poemas y a mis canciones. Volveré a llorar cuando me plazca. Y poquito a poquito volveré a ser lo que me gustaba. No volveré a fallarme, no me rendiré fácil. Y en cuanto a lo de sentirme amada, me amaré a mi misma, lo necesito más que otra cosa en la vida. 

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Tranquila

Después de todo el coraje de anoche ya estoy mejor. En verdad que ayer fue un día cardiaco. Al menos me complace a escribir que he pasado al último año de mi carrera y que parece que la vida no irá tan mal. 
Pese a que mi corazón esté lleno de fisuras y todo, tengo la certeza de que pase lo que pase estaré bien. Y bueno, me espera un año grande que tengo que afrontar de la mejor manera. Es poner los ladrillitos de lo que será mi vida adulta. Y estoy contenta. Bueno, algo parecido a estar contenta, porque sé que aunque vuelva a caer en lo mismo, aunque vuelva a deprimirme y a desesperarme, saldré de todo, podré con todo. Seré feliz. 
De verdad, ya no me creo una mala persona, ya no creo ser tonta. Tal vez solo he estado un poco dormida. Pero empiezo a abrir los ojos y ahora todo se ve bajo una nueva luz que yo solita me inventé. Todo pasará y saldré adelante, sola y a como de lugar. 

martes, 6 de diciembre de 2016

Primera y última vez

Primera y última vez que te escribo aca. Pero de alguna manera tengo que sacar esto de mi.
Que bueno que estes tan orgullosa de haber logrado que se enamorara de ti sin esfuerzo alguno. Mejor aún que hayas dejado claro que TODOS tus amigos se enamoran de ti.
Que bueno que entiendas tan bien el daño que me hiciste (y tambien a él) y que no tengas respuesta cuando alguien te pregunte por qué no paraste. 
No sabes el bien que me hace saber que en realidad eres esa bruja egoísta que yo siempre supe que eras. Ahora tengo bien claro por qué merezco que alguien me ame y como no dejar que nadie como tú vuelva a dañarme. Lo mismo para mi pareja. Nadie me dañará de nuevo así. 
Así que bien, ve por el mundo contando como me has ganado con tu belleza y personalidad. Ojalá que coseches todo lo que has sembrado. Ojalá tu pobre pareja actual se entere pronto de lo fiel que le eres. Ojalá te vayas bien lejos de mi vida. 
Siéntete orgullosa, lo lograste. Te quedaste con su cariño.
Yo me quedé con una lección enorme y con un montón de amor por mi misma. Yo si sé amar, tú no. 

viernes, 2 de diciembre de 2016

Positivos

Dado que mi estado de ánimo estaba bajísimo y no encontraba como tranquilizarme, durante un rato intenté ponerme a planear cosas. Hace algunos años me quedaba despierta noches enteras planeando cosas que tal vez nunca haría pero me encantaba pensarlas. Perdida de tiempo pero al menos me dejaba contenta. 

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Como una ola

Grabé tu nombre en mi barca, me hice por ti marinero
Para cruzar los mares surcando los deseos
Fui tan feliz en tus brazos, fui tan feliz en tu puerto
Que el corazón quedó preso de tu cuerpo y de tu piel

Me hice por ti todo lo que no era, todo lo que no sabía que podía ser, para poder quedarme contigo. Digamos que te he seguido por medio país para abrazarte, para estar feliz. Mi hogar eres tú. 

Como una ola tu amor llegó a mi vida
Como una ola de fuego y de caricias
De espuma blanca y rumor de caracolas
Como una ola

Muy rápido y muy intenso. Y arrastrando todo me dejó desnuda. Lo inundó todo.

Y yo quedé prendida a tu tormenta
Perdí el timón sin darme apenas cuenta
Como una ola tu amor creció
Como una ola

Asustada estaba. Pero me deje llevar. Creció mucho y me llenaba el corazón.

Bajé del cielo una estrella en el hueco de mis manos
Y la prendí a tu cuello cuando te dije te amo
Pero al mirarte a los ojos vi una luz de desencanto
Me avergoncé de mi estrella y llorando me dormí


Y te lo dije sin pensar. Se me hacía un regalo demasiado bonito y grande para darte y siempre quise dártelo. Decirte, gritarte, escribirte que te amaba. Pero vi ese desencanto demasiadas veces. Y me dormí llorando cientos de veces. Y me avergoncé de mi mil veces más.

Como una ola tu amor llegó a mi vida
Como una ola de fuerza desmedida
Sentí en mis labios tus labios de amapola
Como una ola

En verdad fue con fuerza desmedida. Te adoraba de verdad. Estaba loca, demasiado loca de amor. Todo era bueno contigo. Todo lo malo se me olvidaba al besarte. 

Y me escapé contigo mar adentro
Sin escuchar las voces en el viento
Como una ola se fue tu amor
Como una ola

Sin escuchar a nadie. Sin importarme nada. Me he ido tras de ti.

La canción es tan bonita que no puedo con ella. La cantidad de imágenes en mi cabeza cuando la escuche armaron una película preciosa, pesada, triste y dulce. 

sábado, 26 de noviembre de 2016

Llanto bueno

Lo primero que alguien te dice cuando estas llorando es que dejes de hacerlo. 
He pasado los últimos días conteniendome para no llorar, para no verme triste. Y hasta que dejé de contenerme me sentí mejor. Probablemente me deshidrate un poco. Y fue raro porque inmediatamente después de despertarme, sin pensar en si debía o no, me deje caer y lloré hasta que me dolieron los ojos. Otra vez no sé como manejar esto. Se que estoy en una crisis depresiva, que si tengo un problema con eso. Y bajo ese pensamiento me digo a mi misma que se pasará en unas semanas y volveré a la normalidad, tengo la esperanza de que en enero por fin pueda pasar al psiquiatra. Entre tanto procuro mantenerme entretenida, procuro hacer las cosas bien, comer, estudiar, hablar con la gente, pero en las noches se descompone todo, cuando no tengo ante quien mostrarme bien y me da una ansiedad tremenda, porque sé que es el peor momento para ponerme así. Sin contar que la vida no ayuda, los problemas en casa están tomando colores oscuros que no quiero voltear a ver. Y yo sé que podrían ponerse más grandes y entre más lo pienso peor me va. Busco soluciones y aunque las encuentro siento que todo se me escurre de las manos. Que no puedo proteger a la gente que quiero solo con mis intenciones. Sé que yo no puedo cambiar las cosas. 
Sin contar mi vida académica que me tiene con el alma en un hilo, pero al menos me mantiene en pie, soy consciente de que no puedo tirarme a morir ahora. No hasta que termine el módulo.
Y mi vida en pareja que bueno, por más que estoy segura de tomar las decisiones correctas siento que no puedo afrontar el peso que conllevan. Que es demasiado para mi. Y aunque las cosas mejoren poco a poquito, me siento tan abrumada en estos días que el peso de errores viejos me doblan la espalda. El nombre de ese fantasma viejo me araña el corazón. 
Creo que solo me queda seguir llorando y aguantarlo todo.

jueves, 24 de noviembre de 2016

No es el momento

No es el momento para que escriba, para que piense ni para que sienta.
Y por supuesto, me pongo a escribir, a pensar y a sentir.
Estoy perdiendo el suelo de nuevo. Me esta costando mucho trabajo enfocarme porque estoy aterrada de la vida. De fallar. Entonces meto la pata perdiéndome en laberintos que me armo en la cabeza. 
Me disperso.
No pasa nada.
Tengo el corazón muy grande. Radiológicamente comprobado. Un corazón grandote para una niña demasiado pequeña de cerebro. Ay Dios, todavía no crezco. 
Me faltan taaantas cosas por vivir. Me falta mucho de todo. Mucho que leer, mucho que pensar y mucho que sentir. Necesito pensar en lo que viene y no en lo que está atrás. 
Ojalá pasen rápido los días. De las cosas que me construyo, siempre salgo mejor después de haber estado muy mal. Y actualmente estoy mal, no tanto, pero si un poco. 

sábado, 29 de octubre de 2016

Volver

Dije que no lo haría.
Pero no pude aguantar.
He borrado las cosas más vergonzosas, no todas, pero si muchas. Las que quedan son para recordarme a que grado de estupidez puedo llegar. 
Aaaay Dios. Líbrame de mis burradas.
Volveré a lo que quería, a maullarle al aire y a poner poemas. A contar mis situaciones vergonzosas. Y procuraré dejar de escribir mis cursilerías tristes. Ya fue demasiado. 
Me han pasado cosas graciosas! Un señor guapo que podría ser mi padre que me andaba coqueteando y como lo deje frustrado (agradecida debería estar de gustarle a la gente, lo sé) la cuasi muerte por rayo, la caída a media calle en un desfile (donde nadie se digno a ayudarme pero bien que se reían), la clase de cirugía en que casi me cargo una lámpara, un proyector y a un doctor, las peleas ridículas en la facultad, accidentes mosntruales, mi búsqueda de hogares para perritos desamparados en zonas peligrosas, mi salida nocturna para socorrer a una amiga ebria... Si tengo vida, lo juro. Tal vez escribir me sirva, últimamente para hablar ya no sirvo. 

domingo, 16 de octubre de 2016

Estoy aprendiendo muchísimo. De verdad muchísimo. Y es la primera vez que siento que aprendo de verdad.
Jajaja tambien me esta yendo de la fregada en los exámenes.
Que importa, estoy aprendiendo.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Hace 4 años estaba pensando en si me enamoraría un día. Pensaba que encontraría a alguien, que sabría distinguir si la persona valía la pena, si me mentía. Que sería algo bonito. Que estaba preparada para querer a alguien por que estaba feliz y completa. 
Hace tres años empecé a creer que nunca nadie me amaría. Que nadie podía quererme como yo quería. Nada es tan bueno y tan puro. Luego deje de pensar.
Al día de hoy extraño ser como hace cuatro años. Tan ilusa... tan convencida de que todo sería fácil con quererlo. Ya no recuerdo donde leí que uno solo enamora bonito la primera vez, uno solo cree ciegamente en alguien la primera vez. Me da tanta tristeza pensar en que ya nunca estaré ciega. 
Supongo que conforme la gente envejece va encontrando nuevas fuentes de felicidad. Antes yo creía que el amor de pareja era el centro de todo. Ahora cuando pienso en futuro creo que lo que más feliz me hará será por siempre mi carrera y mi familia. Ya ni siquiera creo que sea tan necesario tener pareja. No me preocupa vivir sola. 
No creo poder volver a confiar en alguien como quisiera hacerlo. No creo poder estar en una relación sin miedo. No creo que nadie pueda.
En fin... me pongo a leer las cosas que he escrito aquí y me da una vergüenza enorme ser tan sonsa. Resisto los impulsos de borrarlo todo porque sé que un día lo leeré y me partiré de risa. 

domingo, 21 de agosto de 2016

Morir frita

Hace dos semana casi muero frita. Y fue bastante curioso porque siempre le tuve miedo a los rayos pero jamas imagine que uno podía caer tan cerca de mi. Pero sobreviví. Yay. 
En fin, que me puse a pensar que este es el tipo de cosas raras que me pasaban contigo.
De alguna manera siento que te debo una disculpa pero ya no me acuerdo por que o si me disculparé por la razones correctas. De lo que estoy segura es que ahora entiendo porque sentías que te había dejado atrás. Nunca te explique. Nunca te dije que sabía que era una piedrita en tu relación y que ya no quería estar ahí. Nunca te dije que en realidad me aleje para estar sola. Porque estaba demasiado avergonzada de mi. Porque no quería a nadie cerca. Y lo logre, estoy sola.
La verdad no sé si me pesa la soledad. Es bastante cómoda. 
Fui muy egoísta. Me aleje porque creí que siempre estarías. Me aleje porque yo no me sentía lejos. Egoísmo puro.
Queda claro que soy muy tonta, verdad?
Para terminar con esto, te aprecio y te quiero. Y aunque nunca me vuelvas a hablar, siempre te voy a querer.
Yo hice este blog porque quería hablar con alguien. Con cualquiera. Creí que esa etapa de la vida en que quería ser escuchada con tantas ansías ya había pasado pero no es así.
La vida va bien. En los últimos dos años actué de una manera tan estúpida que no creo poder equivocarme más. Aprendí mucho, estoy mas equilibrada, mas tranquila. Con miedos más realistas. Te enteraste de que repetí modulo? fue porque me ponía a llorar todas las tardes y a espiar a mi novio. Lo juro. Fue una época horriblemente oscura y estúpida en mi vida. No tenía ni la más mínima confianza en mi misma ni dignidad. Y lloré y sufrí tanto que me di cuenta de que estaba siendo idiota y me repuse. Ya hace mucho que no me deprimo ni nada por el estilo. Para colmo la vida en mi casa estaba patas arriba, verdaderamente un desastre.Tal vez por fin a mis 23 años estoy creciendo. Ya no soy tan estúpida como para ver la vida tan llena de luz como antes ni tan negativa como para no disfrutarla. Siento que estoy volviendo a usar mi cerebro. Curiosamente mucha gente me ha dicho que soy muy inteligente, pero nunca me he sentido así. NUNCA. Hasta me he preguntado últimamente si a todos nos dedican los mismo halagos. Si todos los halagos son vacíos. 
En fin, tengo que estudiar. Y mucho. Se nos acaba la carrera... bueno queda un año pero uno ya siente la proximidad de la vida adulta y las responsabilidades. Quien sabe que nos pase. Quien sabe cuando vuelva a escribir. Quien sabe cuanto cambie mi vida hasta el próximo intento.
De verdad quisiera ser lo que algunos piensan que soy (o se supone que así piensan). De verdad quisiera haber sido lo suficientemente inteligente como para no pasar por lo que he vivido. Por no equivocarme contigo, ni con nadie.