domingo, 21 de agosto de 2016

Morir frita

Hace dos semana casi muero frita. Y fue bastante curioso porque siempre le tuve miedo a los rayos pero jamas imagine que uno podía caer tan cerca de mi. Pero sobreviví. Yay. 
En fin, que me puse a pensar que este es el tipo de cosas raras que me pasaban contigo.
De alguna manera siento que te debo una disculpa pero ya no me acuerdo por que o si me disculparé por la razones correctas. De lo que estoy segura es que ahora entiendo porque sentías que te había dejado atrás. Nunca te explique. Nunca te dije que sabía que era una piedrita en tu relación y que ya no quería estar ahí. Nunca te dije que en realidad me aleje para estar sola. Porque estaba demasiado avergonzada de mi. Porque no quería a nadie cerca. Y lo logre, estoy sola.
La verdad no sé si me pesa la soledad. Es bastante cómoda. 
Fui muy egoísta. Me aleje porque creí que siempre estarías. Me aleje porque yo no me sentía lejos. Egoísmo puro.
Queda claro que soy muy tonta, verdad?
Para terminar con esto, te aprecio y te quiero. Y aunque nunca me vuelvas a hablar, siempre te voy a querer.
Yo hice este blog porque quería hablar con alguien. Con cualquiera. Creí que esa etapa de la vida en que quería ser escuchada con tantas ansías ya había pasado pero no es así.
La vida va bien. En los últimos dos años actué de una manera tan estúpida que no creo poder equivocarme más. Aprendí mucho, estoy mas equilibrada, mas tranquila. Con miedos más realistas. Te enteraste de que repetí modulo? fue porque me ponía a llorar todas las tardes y a espiar a mi novio. Lo juro. Fue una época horriblemente oscura y estúpida en mi vida. No tenía ni la más mínima confianza en mi misma ni dignidad. Y lloré y sufrí tanto que me di cuenta de que estaba siendo idiota y me repuse. Ya hace mucho que no me deprimo ni nada por el estilo. Para colmo la vida en mi casa estaba patas arriba, verdaderamente un desastre.Tal vez por fin a mis 23 años estoy creciendo. Ya no soy tan estúpida como para ver la vida tan llena de luz como antes ni tan negativa como para no disfrutarla. Siento que estoy volviendo a usar mi cerebro. Curiosamente mucha gente me ha dicho que soy muy inteligente, pero nunca me he sentido así. NUNCA. Hasta me he preguntado últimamente si a todos nos dedican los mismo halagos. Si todos los halagos son vacíos. 
En fin, tengo que estudiar. Y mucho. Se nos acaba la carrera... bueno queda un año pero uno ya siente la proximidad de la vida adulta y las responsabilidades. Quien sabe que nos pase. Quien sabe cuando vuelva a escribir. Quien sabe cuanto cambie mi vida hasta el próximo intento.
De verdad quisiera ser lo que algunos piensan que soy (o se supone que así piensan). De verdad quisiera haber sido lo suficientemente inteligente como para no pasar por lo que he vivido. Por no equivocarme contigo, ni con nadie.