miércoles, 30 de noviembre de 2016

Como una ola

Grabé tu nombre en mi barca, me hice por ti marinero
Para cruzar los mares surcando los deseos
Fui tan feliz en tus brazos, fui tan feliz en tu puerto
Que el corazón quedó preso de tu cuerpo y de tu piel

Me hice por ti todo lo que no era, todo lo que no sabía que podía ser, para poder quedarme contigo. Digamos que te he seguido por medio país para abrazarte, para estar feliz. Mi hogar eres tú. 

Como una ola tu amor llegó a mi vida
Como una ola de fuego y de caricias
De espuma blanca y rumor de caracolas
Como una ola

Muy rápido y muy intenso. Y arrastrando todo me dejó desnuda. Lo inundó todo.

Y yo quedé prendida a tu tormenta
Perdí el timón sin darme apenas cuenta
Como una ola tu amor creció
Como una ola

Asustada estaba. Pero me deje llevar. Creció mucho y me llenaba el corazón.

Bajé del cielo una estrella en el hueco de mis manos
Y la prendí a tu cuello cuando te dije te amo
Pero al mirarte a los ojos vi una luz de desencanto
Me avergoncé de mi estrella y llorando me dormí


Y te lo dije sin pensar. Se me hacía un regalo demasiado bonito y grande para darte y siempre quise dártelo. Decirte, gritarte, escribirte que te amaba. Pero vi ese desencanto demasiadas veces. Y me dormí llorando cientos de veces. Y me avergoncé de mi mil veces más.

Como una ola tu amor llegó a mi vida
Como una ola de fuerza desmedida
Sentí en mis labios tus labios de amapola
Como una ola

En verdad fue con fuerza desmedida. Te adoraba de verdad. Estaba loca, demasiado loca de amor. Todo era bueno contigo. Todo lo malo se me olvidaba al besarte. 

Y me escapé contigo mar adentro
Sin escuchar las voces en el viento
Como una ola se fue tu amor
Como una ola

Sin escuchar a nadie. Sin importarme nada. Me he ido tras de ti.

La canción es tan bonita que no puedo con ella. La cantidad de imágenes en mi cabeza cuando la escuche armaron una película preciosa, pesada, triste y dulce. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario