jueves, 23 de marzo de 2017

Por que no solo borrarla?
Por que siempre me tengo que acordar de lo malo que paso?
Por que no puedo quitarme la idea ridícula de querer sacarla de tu mente?
Por que sigo llorando cuando escucho su nombre?
Por que demonios no puedo dejar de odiarla?
Por que carajo le dejas la puerta abierta?

domingo, 12 de marzo de 2017

La tristeza de la vecina

Realmente conozco la canción desde pequeña, pero no la había sentido. 
A la pobre vecina le mintieron. Se nota que le partieron el corazón feo. Y lo digo porque la canta con dolor, la ha cantado toda la tarde con muchísimo dolor.


Él me mintió 
Él me dijo que me amaba 
Y no era verdad 
Él me mintió 
No me amaba 
Nunca me amo 

Y me dio por leer la letra y repetirla sin cantarla y hasta a mi me dolio. Supongo que porque a mi tambien me dijeron que me amaban y no era verdad jajaja
En fin, solo me quede pensando en que tan adolorido tienes que estar para hacer una canción que tambien a otros le duela escuchar. 
Hace algunos años alguien me comento en el blog que no hay palabras dulces para un corazón que duele. Y sé me quedo demasiado grabado. No sabía que tanta razón tenía, para jamas lo olvidaré. 

martes, 21 de febrero de 2017

Te digo adiós, amor, y no estoy triste...

Te digo adiós, amor, y no estoy triste.
Gracias, mi amor, por lo que ya me has dado,
un solo beso lento y prolongado
que se truncó en dolor cuando partiste.

No supiste entender, no comprendiste
que era un amor final, desesperado,
ni intentaste arrancarme de tu lado
cuando con duro corazón me heriste.

Lloré tanto aquel día que no quiero
pensar que el mismo sufrimiento espero
cada vez que en tu vida reaparece

ese amor que al negarlo te ilumina.
Tu luz es él cuando mi luz decrece,
tu solo amor cuando mi amor declina.
Rafael Alberti

viernes, 3 de febrero de 2017

Lluvia

Estaba completamente bloqueada. Las cosas que comúnmente me duelen me dejaban una sensación rara, pero no podía llorar. Era extraño sentir dolor... pero sin sufrirlo. Algo así. Era como: me están rompiendo el corazón de nuevo, pero estoy bien. No lloro, no me duele, me dejaba fría únicamente, estaba vacía. 
Y es por eso que abandonaré las pastillas en cuanto pueda hacerlo. No puedo vivir sin sentir aunque es genial hacerlo, pero tengo que dejarlo porque de alguna estúpida manera es el dolor quien te enseña a no equivocarte. Aún así tener el cerebro despejado me hizo reconsiderar muchísimas cosas. El dolor me nublaba completamente el juicio así que sin el, al final de todo la experiencia fue buena. No me dejaré morir de nuevo. 
Aunque tenga el corazón desgastado.
Aunque este sola.
Podré con mi vida. Llorar tambien ayuda a sanar, es como cuando llueve, el agua lo lava todo y las cosas se ponen como nuevas, mas brillantes o coloridas. Cambia el olor y el tacto de todo. Pasa lo mismo cuando lloramos, podrá ser una tormenta terrible y dejar mil señales de que estuvo ahí rompiendolo todo, pero en algún momento acaba y cuando vuelves a mirar todo está lavado y fresco. 
He pasado mucho tiempo intentando dejar de llorar, ahora no. Lloraré lo que sea necesario. 
Y bueno, aceptaré las cosas como son, tal vez no soy la mujer más fuerte del mundo, ni la más bella ni la más inteligente. Y apuesto a que me romperán el corazón cien veces más, me sentiré estúpida todas esas veces y lo arreglaré y volveré a caer... hasta que tenga el corazón tan desgastado que ya no pueda seguir igual y entonces la vida cambiará como siempre cambia. Solo no dejaré que me consuma de nuevo, a final de cuentas, se puede vivir así y se puede disfrutar de muchas cosas aunque sufras otras.
Fuerza y valentía son las únicas cosas que necesito. 
Dejemos que llueva.

viernes, 27 de enero de 2017

Después de mucho amenazar con hacerlo... por fin lo hice.
Hoy empece a tomar venlafaxina. De verdad ya no podía más y de verdad deseo con toda el alma que funcione bien porque ya necesito sentirme bien. 
Pedir ayuda es una de las cosas más difíciles que he hecho. Me puse exageradamente nerviosa y no podía hablar, solo lloraba. Pero ya esta. 

lunes, 16 de enero de 2017

Reacomodando


A quién le importen mis palabras. mis canciones y mis llantos.
Y mis miedos.
Mis historias repetidas.
Solo a quien le importe esto, mi vida entera, mis pensamientos. Y si no hay, nunca más.

domingo, 15 de enero de 2017

Tal vez no importa...


"Cuando yo era niña mi madre me decía 'querida'; era una palabra. Cuando iba a la escuela la maestra me decía 'querida'; era otra palabra. Pero la primera vez que Mauricio, sin voz casi, me dijo '¡querida!', aquello ya no era una palabra: era una cosa viva que se abrazaba a las entrañas y hacía temblar las rodillas. Era como si fuera el primer día del mundo y nunca se hubiera querido alguien antes que nosotros. Por la noche no podía dormir. '¡Querida, querida, querida!...' Allí estaba la palabra viva rebotándome en los oídos, en la almohada, en al sangre. ¡Qué importa ahora que Mauricio no me mire si él me llena los ojos! ¡Qué importa que el ramo de rosas siga diciendo 'mañana' si él me dio fuerzas para esperarlo todo! Si no hace falta que nos quieran... ¡si basta querer para ser feliz abuela, feliz, feliz! "

Alejandro Casona. Los árboles mueren de pie.

Tal vez no importa.
Tal vez uno solo deba dejar que nuestro amor hacia otros nos llene. Sin temer que no sea correspondido. Sin pensar en que mañana acabe.
Tal vez todo este tiempo lo he estado haciendo mal, preparándome para un final que no quiero ver llegar, esperando a que todo salga mal.
Tal vez yo he pedido demasiado, sin dejar que las cosas corran solas, sin forzarlas, por miedo a dar y que nunca me sea dado.
Tal vez tan solo he sido egoísta y no me he dejado vivir el amor que siento.
Tal vez yo esté mal. De mis errores yo llevo la cuenta y mis errores son los únicos que puedo solucionar.

En este punto, yo solo quiero vivir las cosas. Sin pensar en que tan rota quedaré si acaba mal. Dejando que el calor que mi amor produce me caliente a mi, sin importar si él puede notarlo o no.
Qué más da, viviré mi amor, que es lo único que tengo.
Viviré mi tristeza cuando me toque vivirla.


Me voy a regalar sola la alegría que nadie me puede dar.

martes, 10 de enero de 2017

Promesas

La única vez que anote mis propósitos por acá, pude cumplir algunos... lo intentaré de nuevo

1. Llorar menos
2. Hacer ejercicio, mi gordo corazón lo implora
3. Estudiar más
4. Reír más, salir más
5. No cortarme el cabello hasta mi graduación
6. Desapegarme
7. Comer menos basura
8. Leer mis novelas
9. Darme la oportunidad de conocer gente

Sencillo.
Jajajaja

Realmente solo quiero dejar de ser una persona triste.